Fisioterapia Uroginecológica


Especialidad de la fisioterapia donde se abordan las disfunciones de la esfera urogenital.

La fisioterapia en el suelo pélvico es una herramienta muy efectiva y beneficiosa gracias a la cual se puede acabar con problemas como son la incontinencia y el dolor, además de disminuir y controlar los síntomas de los prolapsos en esta zona.

Así mismo, sirve para mejorar el bienestar físico de mujeres que busquen quedarse embarazadas, siendo la intervención muy positiva tanto durante el proceso de la maternidad como en el postparto. Es por ello que dar visibilidad y ofrecer un buen servicio puede ayudar en gran medida a fomentar la comodidad, la salud y la autoestima de muchas personas.

¿Qué síntomas provoca la disfunción del suelo pélvico?

Los síntomas más frecuentes en las disfunciones que puede sufrir el suelo pélvico son:

  • Dolor lumbar y pélvico, tanto agudo como crónico.

  • Incontinencia urinaria, fecal o de gases.

  • Prolapsos de órganos pélvicos.

  • Disfunciones sexuales.

  • Dolor lumbar y pélvico, tanto agudo como crónico.

Todos ellos pueden ser tratados mediante técnicas de fisioterapia y ejercicio físico

Clases Hipopresivos

Son un conjunto de ejercicios posturales que pertenece al Metodo Hipopresivo (dentro del Concepto Caufriez ®).

La GAH se basa en hacer una serie de ejercicios con una disminución de la presión abdominal y un aumento de tono de los músculos posturales, especialmente de la faja abdominal y del suelo pélvico.

Está especialmente destinado a mujeres en el post parto (después de 3 meses del parto), a personas que quieran tonificar su faja abdominal y por lo tanto en la prevención de hernias abdominales y lumbares, para la descongestión pélvica y en todos aquellos que sufran de dolores por una mala postura.

Hay dos grandes contraindicaciones en la GAH, las personas con cardiopatía o HTA y las mujeres embarazadas. Ya que se segrega dopamina y eso estimula el aumento de la tensión arterial y la contracción uterina.

El inicio del aprendizaje se realiza de manera individual ya que los ejercicios son una serie de etapas por las que hay que pasar de una en una y aprenderlas bien antes de pasar a la siguiente. Se hacen sesiones con un espacio de tiempo de 2 ó 3 días para que el aprendizaje sea neuronal y se puedan crear enlaces o puentes neuronales de una sesión a la siguiente. Por lo que los ejercicios conllevan a un cambio de posición final que nos servirán en todas las actividades de la vida diaria. Una vez aprendidos los ejercicios lo óptimo es que se realicen diariamente en casa, pero se pueden hacer grupos y las sesiones pasarían a ser semanales.

Suelo_pelvico